Los niños en Cusco

Este asunto será sin duda lo más duro del viaje. No se puede uno hacer una idea cuántos niños y niñas de 4-12 años ves vagando por la ciudad en malas condiciones, pidiéndote cualquier cosa, intentando llamar tu atención con unos muñequitos de tela que se ponen en los dedos de las manos. No es razonable, …y no sabéis el frío que se pasa a 3.400 metros…

About these ads

Un comentario en “Los niños en Cusco

  1. Las bofetadas que te da el contacto con la realidad más cruda sirven para que uno aprenda a sentirse afortunado.

    La gente con un mínimo de sensibilidad no se puede quedar impasible viendo la pobreza en la que vive la mayor parte del planeta. Estas experiencias deberían servir para ser más responsables y solidarios.

    Mucha suerte, Arturo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s