Este asunto será sin duda lo más duro del viaje. No se puede uno hacer una idea cuántos niños y niñas de 4-12 años ves vagando por la ciudad en malas condiciones, pidiéndote cualquier cosa, intentando llamar tu atención con unos muñequitos de tela que se ponen en los dedos de las manos. No es razonable, …y no sabéis el frío que se pasa a 3.400 metros…

About these ads